Principal Diciembre 2011 Noviembre 2011 Octubre 2011 Septiembre 2011 Agosto 2011 Junio 2011 Abril 2011 Marzo 2011 Febrero 2011 Enero 2011 Diciembre 2010 Noviembre 2010 Octubre 2010 Septiembre 2010 Agosto 2010 Julio 2010 Junio 2010 Mayo 2010 Abril 2010 Marzo 2010 Febrero 2010 Enero 2010 Diciembre 2009 Noviembre 2009 Octubre 2009 Septiembre 2009 Agosto 2009 Julio 2009 Junio 2009 Mayo 2009 Abril 2009 Marzo 2009 Febrero 2009 Enero 2009 Diciembre 2008 Noviembre 2008 Octubre 2008 Septiembre 2008 Agosto 2008 Julio 2008 Junio 2008 Mayo 2008 Abril 2008 Marzo 2008 Febrero 2008 Enero 2008 Diciembre 2007 Noviembre 2007 Octubre 2007 Septiembre 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Junio 2007 Mayo 2007 Abril 2007 Marzo 2007 Febrero 2007 Enero 2007 Diciembre 2006 Noviembre 2006 Octubre 2006 Junio 2006 Mayo 2006 Abril 2006 Marzo 2006 Febrero 2006 Enero 2006 Diciembre 2005 Noviembre 2005 Octubre 2005 Septiembre 2005 Agosto 2005 Julio 2005 Junio 2005 Mayo 2005 Abril 2005 Marzo 2005 Febrero 2005 Enero 2005 Diciembre 2004 Noviembre 2004 Octubre 2004 Septiembre 2004 Agosto 2004 Julio 2004 Junio 2004 Mayo 2004 Abril 2004 Marzo 2004 Febrero 2004 Enero 2004 Diciembre 2003 Noviembre 2003 Octubre 2003

La equinoterapia también sirve para disminuir la ansiedad en los niños

Los pacientes logran importantes avances, sobre todo en el autoestima. Se abordan discapacidades mentales y motrices.

Ya son conocidos los beneficios de la equinoterapia para niños con discapacidad mental y motriz, entre otras patologías. Hoy, muchos profesionales recetan a sus pacientes, especialmente a los niños, hacer este tipo de terapia para combatir la ansiedad. A pesar de los grandes beneficios que se observa en las personas, muchas obras sociales no cubren el tratamiento.

Tratar a los chicos en un centro de equinoterapia "tiene más ventajas que hacerlo en un consultorio porque están en contacto con la naturaleza y el medio ambiente", destacó Griselda Gil, licencia en Psicología, que trabaja en la Asociación de Equinoterapia Jockey Club Mendoza.

Al respecto, Gil aseguró que los chicos traducen la ansiedad "a través de problemas a nivel físico o psicológico, por ejemplo tienen muchos miedos". Este tipo de tratamiento lleva a que se relajen, puedan tener mayor control de conducta y presenten una disminución en el nivel de agresión.

Según indicó la Psicóloga, otro objetivo es lograr "que se descentralicen, que salgan de sí mismos y reflexionen en su forma de actuar con respecto al otro". Así, los chicos llegan corriendo a acercarse al caballo y lo asustan. Es entonces que los profesionales les explican que eso no es correcto y cómo deben actuar en adelante.

Los chicos y jóvenes que llegan a la escuela de la Asociación, lo hacen en su mayoría "por derivación médica o por alguna situación familiar, por eso siempre pedimos el aval de un médico", informó Paula Genoud, profesora de equitación de la institución.

Beneficios de esta práctica

Por lo general, con este tipo de terapia se logra una mejor calidad de vida en el paciente, lo que repercute a nivel familiar.

Claudia Rossetto es mamá de María de los Milagros y asegura que su hija "tuvo una gran evolución, desde la personalidad hasta la postura". Mili, como la llaman las profesoras, tiene 24 años y hace 8 que asiste a la escuela que tiene la Asociación.

Una de las primeras mejoras que se observa en los chicos que practican equinoterapia está relacionada con la postura. Esto adquiere más importancia en los casos de chicos con alguna discapacidad motriz.

Genuod destacó que en estas situaciones "mejora el equilibrio, lo que repercute en que puedan sostenerse mejor". Esto ocurre porque el caballo es el único ser vivo que reproduce la marcha del ser humano. Los músculos de los chicos reaccionan ante este estímulo, ya que es como "si caminaran sin estar caminando", explicó la profesora.

Ayrton Facundo Reynoso, de 7 años, tiene parálisis cerebral. Su mamá, Maria Eugenia Verón, resaltó que "antes estaba todo el tiempo sentado en su silla de ruedas y ahora puede hacerlo en una silla común y mantenerse solo".

Otra ventaja de la terapia con caballos es la mejora que tienen los jóvenes en la autoestima. Claudia Rosso es la mamá de Aldana. Ella hace un año que está realizando esta actividad, y destacó que "ha mejorado mucho su autoestima y seguridad. Antes tenía miedo de caminar sola y ahora lo hace".

Con este fin es que se desarrollan las Nuevas Olimpíadas Especiales, donde se trabaja la discapacidad mental. Para poder participar, los chicos deben viajar junto con los profesionales y sin sus padres. De este modo estimulan su independencia.

Claudia, mamá de Mili, resaltó que "es fundamental que ella viaje sola, para mí es una satisfacción saber que puede hacer cosas de manera independiente porque sé que no voy a estar para siempre".

Es importante destacar que en la institución trabajan en forma conjunta equitación y equinoterapia, ya que el fin es integrarlos. Son unas 70 personas en total, de las cuales sólo 25 hacen equitación.

A todos los chicos los tratan por igual y la única diferencia radica en los ejercicios, que se adecuan a la discapacidad de cada atleta, en el caso de que la tengan.

Fuente: El Sol online