Principal Junio 2011 Abril 2011 Marzo 2011 Febrero 2011 Enero 2011 Diciembre 2010 Noviembre 2010 Octubre 2010 Septiembre 2010 Agosto 2010 Julio 2010 Junio 2010 Mayo 2010 Abril 2010 Marzo 2010 Febrero 2010 Enero 2010 Diciembre 2009 Noviembre 2009 Octubre 2009 Septiembre 2009 Agosto 2009 Julio 2009 Junio 2009 Mayo 2009 Abril 2009 Marzo 2009 Febrero 2009 Enero 2009 Diciembre 2008 Noviembre 2008 Octubre 2008 Septiembre 2008 Agosto 2008 Julio 2008 Junio 2008 Mayo 2008 Abril 2008 Marzo 2008 Febrero 2008 Enero 2008 Diciembre 2007 Noviembre 2007 Octubre 2007 Septiembre 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Junio 2007 Mayo 2007 Abril 2007 Marzo 2007 Febrero 2007 Enero 2007 Diciembre 2006 Noviembre 2006 Octubre 2006 Junio 2006 Mayo 2006 Abril 2006 Marzo 2006 Febrero 2006 Enero 2006 Diciembre 2005 Noviembre 2005 Octubre 2005 Septiembre 2005 Agosto 2005 Julio 2005 Junio 2005 Mayo 2005 Abril 2005 Marzo 2005 Febrero 2005 Enero 2005 Diciembre 2004 Noviembre 2004 Octubre 2004 Septiembre 2004 Agosto 2004 Julio 2004 Junio 2004 Mayo 2004 Abril 2004 Marzo 2004 Febrero 2004 Enero 2004 Diciembre 2003 Noviembre 2003 Octubre 2003

Informe sobre cáncer uterino

La investigación, que aportó nuevos datos epidemiológicos sobre el HPV y los subtipos presentes en el cáncer de cuello de útero en Argentina, fue premiada por el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento como el mejor trabajo científico del año pasado.

El 17 por ciento de las mujeres argentinas de entre 15 y 65 años está infectada por el virus del papiloma humano (HPV) de alto riesgo, que es la principal causa de cáncer de cuello de útero, reveló ayer un estudio realizado por especialistas del Hospital de Clínicas.

La investigación, que aportó nuevos datos epidemiológicos sobre el HPV y los subtipos presentes en el cáncer de cuello de útero en Argentina, fue premiada por el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento como el mejor trabajo científico del año pasado.

Silvio Tatti, jefe del servicio de Patología Cervical del Hospital de Clínicas y uno de los autores del estudio, insistió en que "el valor epidemiológico de este trabajo fue poder determinar que en Argentina el 17% de la población (femenina) de entre 15 y 65 años está infectada por el HPV oncogénico".

Tatti destacó que las cepas de HPV "prevalentes que fueron detectadas en Argentina son similares a las del resto del mundo" y acotó, que "en la serie histórica de cánceres de cuello de útero a partir de 1940, la etiología y las cepas se mantienen constantes, por lo cual se calcula que por muchos seguirán estos tipos virales".

El HPV es muy contagioso y se calcula que alrededor del 50 por ciento de los adultos sexualmente activos se infectan durante toda su vida, con al menos uno de los 100 tipos de la variantes del virus.

El HPV ingresa generalmente por microlesiones de la piel durante el acto sexual con un portador y son 15 las cepas de alto riesgo, que pueden derivar en cáncer de cuello de útero.

El virus después de permanecer más de un año en el organismo, suele provocar verrugas uterinas que pueden degenerar en cáncer.

La ciencia logró clasificar a más de 80 tipos diferentes de HPV, de los cuales alrededor de 30 infectan el tracto genital y 15 son oncogénicos.

Tatti explicó que en la investigación titulada "Cambios en los Paradigmas en la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino", también se propuso "señalar el salto tecnológico alcanzado en la prevención de un tipo de cáncer ginecológico".

En ese sentido, el médico señaló los avances obtenidos entre "dos paradigmas como son la práctica del papanicolaou que se complementa con la colposcopía y lo nuevo que es la prevención primaria, a través de la vacuna para el papiloma virus humano causante del 99.6% de todos los cánceres de cuello uterino".

La vacuna, que está en Argentina, fue diseñada para prevenir la infección que ocasionan cuatro tipos del HPV que provocan cáncer de cuello de útero y son los números virales 6, 11, 16 y 18.

Los especialistas recomiendan aplicarla en mujeres de 13 a 25 años, las cuales deben darse tres dosis, para lograr una inmunidad segura al virus del HPV de al menos cuatro años.

Tatti consideró que "uno de los desafíos de investigación a futuro es poder establecer la inmugenicidad y efectividad clínica de la vacuna en mujeres mayores de 25 años y saber qué otros subtipos de HPV se pueden incluir en una nueva vacuna, para que se tenga aún más cobertura en materia de prevención".

El jurado que premió el trabajo del Hospital de Clínicas que establece a través de un estudio estadístico y médico la acción del HPV que ocasiona cáncer fue encabezado por el médico Vicente Gutiérrez Maxwell, presidente de la Academia Nacional de Medicina.

Otro de los autores del estudio fue Sergio Provenzano, jefe de Ginecología del Hospital de Clinicas, quien explicó que "el organismo tiene la oportunidad de curar el HPV espontáneamente".

"Pero cuando continúa en el cuerpo por tiempos prolongados como más de un año, potencia en las mujeres la posibilidad de desarrollar cáncer de útero", destacó Provenzano.

Señaló que "como el HPV es un virus que tiene especial apetencia por la piel y las mucosas, también puede contagiarse por otros modos fuera de una relación sexual".

El médico explicó que "eso justifica que haya casos de chicos de cinco años con HPV, debido a que cuando lo estaban bañando, la madre o el padre pudieron haberles tocado sus genitales y como el virus estaba en la piel de la mano, se lo transmitieron".


Fuente. Télam