Principal Junio 2011 Abril 2011 Marzo 2011 Febrero 2011 Enero 2011 Diciembre 2010 Noviembre 2010 Octubre 2010 Septiembre 2010 Agosto 2010 Julio 2010 Junio 2010 Mayo 2010 Abril 2010 Marzo 2010 Febrero 2010 Enero 2010 Diciembre 2009 Noviembre 2009 Octubre 2009 Septiembre 2009 Agosto 2009 Julio 2009 Junio 2009 Mayo 2009 Abril 2009 Marzo 2009 Febrero 2009 Enero 2009 Diciembre 2008 Noviembre 2008 Octubre 2008 Septiembre 2008 Agosto 2008 Julio 2008 Junio 2008 Mayo 2008 Abril 2008 Marzo 2008 Febrero 2008 Enero 2008 Diciembre 2007 Noviembre 2007 Octubre 2007 Septiembre 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Junio 2007 Mayo 2007 Abril 2007 Marzo 2007 Febrero 2007 Enero 2007 Diciembre 2006 Noviembre 2006 Octubre 2006 Junio 2006 Mayo 2006 Abril 2006 Marzo 2006 Febrero 2006 Enero 2006 Diciembre 2005 Noviembre 2005 Octubre 2005 Septiembre 2005 Agosto 2005 Julio 2005 Junio 2005 Mayo 2005 Abril 2005 Marzo 2005 Febrero 2005 Enero 2005 Diciembre 2004 Noviembre 2004 Octubre 2004 Septiembre 2004 Agosto 2004 Julio 2004 Junio 2004 Mayo 2004 Abril 2004 Marzo 2004 Febrero 2004 Enero 2004 Diciembre 2003 Noviembre 2003 Octubre 2003

Problemas respiratorios: qué medidas tomar para evitarlos

Eludir las aglomeraciones, no exponerse a cambios bruscos de temperatura, lavarse las manos y vacunarse contra la gripe son armas que ayudan a combatir diversos trastornos de vías aéreas

Cada estación del año trae de la mano una patología distinta. Así en esta época otoñal la caída de las hojas (que producen mayor carga viral en el ambiente) y los cambios bruscos de temperatura incrementan los cuadros virales y de tipo alérgicos.

Resfríos, congestión nasal, tos y hasta laringitis, bronquitis y estados gripales son comunes en estos meses. En menor proporción también aparecen los típicos casos de neumonía (afecta al pulmón) y bronqueolitis (afecta los bronquios más finos).

Para prevenir estos trastornos, los especialistas insisten en la lactancia materna durante el primer año de vida. También abrigarse correctamente, evitar los ambientes cerrados, una dieta equilibrada y la vacunación contra la gripe.

Cuidado con los antibióticos

Pedro Carlos Elías, director del posgrado en Neumonología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo, advirtió que aquellos que sufren cuadros típicamente virales no deberían automedicarse antibióticos ya que podría complicar el caso. “No hay que abusar de los medicamentos. Muchas veces cuando se tiene fiebre, inmediatamente se recurre al antibiótico y esto es un error”, añadió Elías.

Al referirse a las patologías respiratorias más frecuentes, aclaró que si bien muchas veces un cuadro viral puede convertirse en bacteriano y terminar en neumonía, “no se puede decir que hoy exista un gran porcentaje de personas con esta enfermedad”.

Más pacientes

Una buena parte de los afectados por los cambios que trae el otoño son los que padecen patologías respiratorias crónicas (bronquitis o enfisemas pulmonares, entre otras).

“Esta es una época donde estas enfermedades y el asma de tipo alérgico se exacerban. Muchas veces van de la mano de una simple rinitis que actúa como un verdadero gatillo”, indicó el neumonólogo Cristian Fazio.

También aconsejó la vacunación antigripal ya que la gripe predispone a padecer problemas bacterianos respiratorios que pueden complicarse sobre todo si afectan a poblaciones de riesgo como los mayores de 65 años o los inmunodeprimidos (con bajas defensas).

Los niños también

Si bien el resfrío y la gripe van a la cabeza de los trastornos en los niños, la bronqueolitis y neumonía son motivos de internación en la actualidad.

Para Luis Agüero, jefe de Neumonología infantil del sanatorio Fleming, durante el primer año de vida la lactancia materna es fundamental para prevenir estos estados. “También todos los chicos deben tener completo el calendario de vacunación, estar bien alimentados y abrigados adecuadamente”, agregó el especialista infantil.

Alentó a los padres a realizar una consulta temprana cuando el chico tiene fiebre, aumenta su frecuencia para respirar, deja de tomar el pecho o el biberón, no come o no duerme bien. “Son signos que hay que tener en cuenta, para diagnosticarlo lo antes posible y evitar complicaciones”, señaló Agüero.

Fuente: Diario UNO