Principal Junio 2011 Abril 2011 Marzo 2011 Febrero 2011 Enero 2011 Diciembre 2010 Noviembre 2010 Octubre 2010 Septiembre 2010 Agosto 2010 Julio 2010 Junio 2010 Mayo 2010 Abril 2010 Marzo 2010 Febrero 2010 Enero 2010 Diciembre 2009 Noviembre 2009 Octubre 2009 Septiembre 2009 Agosto 2009 Julio 2009 Junio 2009 Mayo 2009 Abril 2009 Marzo 2009 Febrero 2009 Enero 2009 Diciembre 2008 Noviembre 2008 Octubre 2008 Septiembre 2008 Agosto 2008 Julio 2008 Junio 2008 Mayo 2008 Abril 2008 Marzo 2008 Febrero 2008 Enero 2008 Diciembre 2007 Noviembre 2007 Octubre 2007 Septiembre 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Junio 2007 Mayo 2007 Abril 2007 Marzo 2007 Febrero 2007 Enero 2007 Diciembre 2006 Noviembre 2006 Octubre 2006 Junio 2006 Mayo 2006 Abril 2006 Marzo 2006 Febrero 2006 Enero 2006 Diciembre 2005 Noviembre 2005 Octubre 2005 Septiembre 2005 Agosto 2005 Julio 2005 Junio 2005 Mayo 2005 Abril 2005 Marzo 2005 Febrero 2005 Enero 2005 Diciembre 2004 Noviembre 2004 Octubre 2004 Septiembre 2004 Agosto 2004 Julio 2004 Junio 2004 Mayo 2004 Abril 2004 Marzo 2004 Febrero 2004 Enero 2004 Diciembre 2003 Noviembre 2003 Octubre 2003

La artrosis afecta a más del 60% de los mayores de 60 años

Es la enfermedad reumática más frecuente. Se estima que entre 10 y 15% de las personas entre 25 y 40 años la padece. En cadera, rodillas, manos y columna es donde más se presenta.

Entre las enfermedades reumáticas, la artrosis es la más frecuente y se estima que la padecen entre 10% y 15% de la población entre 25 y 40 años, y aumenta hasta 60% entre los mayores de 60 años en adelante.

La osteoartritis (como también se la llama) se caracteriza por la degeneración progresiva del cartílago articular. Genera dolor y hasta discapacidad y las articulaciones más afectadas son las de cadera, manos, columna (sobre todo cervical y lumbar) y rodilla.

Se estima que en Argentina más de 2 millones de personas de 65 años consultan anualmente al especialista por este problema.

Esta enfermedad crónica afecta considerablemente la calidad de vida ya que el dolor, la sensación de rigidez y discapacidad intervienen en actividades de la vida cotidiana tan simples como caminar, subir escaleras o practicar deportes.

“La artrosis puede comenzar tempranamente. Por ejemplo a los 25 o 30 años, pero rara vez presenta síntomas en esa edad. Por lo general el dolor y la rigidez se presentan cuando son más adultos”, indica Italo Ciccarelli, presidente de la Sociedad de Reumatología de Mendoza.

Entre los factores que predisponen a contraer artrosis, el especialista citó el sobrepeso, las profesiones que requieren de trabajos con mucha exigencia física, la edad del paciente y el sexo (es levemente más frecuente en hombres menores de 50 años que en mujeres).

“También –agregó– el clima puede influir ya que posiblemente una persona que trabaja con 20º bajo cero tiene más posibilidades de contraerla”.

Tener padres con artrosis es un antecedente a tener en cuenta.“Hay familias que presentan un tipo de artrosis que se da en determinadas zonas. Por ejemplo hay pacientes de 40 años con artrosis en las manos al igual que su madre y su abuela”, ejemplificó Ciccarelli.

La osteoartritis causa dolores variables en intensidad y dificulta el movimiento de las articulaciones. Una persona que presenta dolor y/o entumecimiento en cadera, rodillas, columna o manos, es una señal para acudir al reumatólogo.

“Los síntomas iniciales son dolor al incorporarse, cuando está acostado ya que el reposo prolongado provoca dolor. Y cuando el problema se centra en la cadera se comienza a tener dificultades para vestirse y hasta para caminar”, explica Carlos Videla, jefe del Servicio de Reumatología del hospital El Carmen.

En relación con el diagnóstico, el profesional aclara que los métodos no son de laboratorios sino “fundamentalmente se basan en una imagen radiológica, por resonancia magnética o por tomografía que muestran las alteraciones en la estructura de los cartílagos y otras estructuras vecinas”.

Más años pero de calidad
Para Carlos Videla, jefe del Servicio de Reumatología del hospital El Carmen, la traumatología y la ortopedia han cambiado la historia de los pacientes con artrosis.

“El implante de prótesis en cuadros discapacitantes se está aplicando mucho en Mendoza y con resultados muy favorables”, señaló el especialista.

“El avance de la medicina permite que se vivan más años, entonces las enfermedades reumáticas han tomado un papel relevante. Por eso hay que apuntar a la calidad de vida ya que de nada sirve tener un buen corazón si no tenemos un aparato locomotor adecuado”.

También Italo Ciccarelli, presidente de la Sociedad de Reumatología de Mendoza, mencionó como un gran avance terapéutico el implante de cartílago y la variedad de medicamentos que existen en el mercado para tratar esta patología tan frecuente.

Fuente: Diario UNO