Principal Junio 2011 Abril 2011 Marzo 2011 Febrero 2011 Enero 2011 Diciembre 2010 Noviembre 2010 Octubre 2010 Septiembre 2010 Agosto 2010 Julio 2010 Junio 2010 Mayo 2010 Abril 2010 Marzo 2010 Febrero 2010 Enero 2010 Diciembre 2009 Noviembre 2009 Octubre 2009 Septiembre 2009 Agosto 2009 Julio 2009 Junio 2009 Mayo 2009 Abril 2009 Marzo 2009 Febrero 2009 Enero 2009 Diciembre 2008 Noviembre 2008 Octubre 2008 Septiembre 2008 Agosto 2008 Julio 2008 Junio 2008 Mayo 2008 Abril 2008 Marzo 2008 Febrero 2008 Enero 2008 Diciembre 2007 Noviembre 2007 Octubre 2007 Septiembre 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Junio 2007 Mayo 2007 Abril 2007 Marzo 2007 Febrero 2007 Enero 2007 Diciembre 2006 Noviembre 2006 Octubre 2006 Junio 2006 Mayo 2006 Abril 2006 Marzo 2006 Febrero 2006 Enero 2006 Diciembre 2005 Noviembre 2005 Octubre 2005 Septiembre 2005 Agosto 2005 Julio 2005 Junio 2005 Mayo 2005 Abril 2005 Marzo 2005 Febrero 2005 Enero 2005 Diciembre 2004 Noviembre 2004 Octubre 2004 Septiembre 2004 Agosto 2004 Julio 2004 Junio 2004 Mayo 2004 Abril 2004 Marzo 2004 Febrero 2004 Enero 2004 Diciembre 2003 Noviembre 2003 Octubre 2003

Nuevo tratamiento para la presbicia

Se realiza a través de una intervención mínimamente invasiva que dura entre uno y dos minutos

Modifica la curvatura de la córnea, transformándola en multifocal
Se corrige un solo lado; de ese modo, un ojo ve bien de lejos y el otro, de cerca .

Cada vez son más los tratamientos que permiten corregir la presbicia, aquella dificultad para ver de cerca que suele aparecer en la quinta década de la vida y que obliga a las personas a depender de los anteojos para poder llevar adelante innumerables actividades cotidianas, especialmente leer.

La más reciente novedad terapéutica es la llamada queratoplastia conductiva . "Se trata de una técnica que le permite al paciente independizarse del anteojo modificando artificialmente la curvatura de la córnea, lo que la vuelve multifocal", explicó el doctor Ernesto Rinenberg, director del Centro Oftalmológico Integral, único que por ahora cuenta con la aparatología necesaria para realizar esta técnica en el país.

Desde su puesta en funcionamiento, hace un mes, Rinenberg ha tratado más de 80 casos con excelentes resultados.

"La tasa de éxito del tratamiento es cercana al 100%, siempre y cuando se realice una adecuada selección del paciente", dijo el oftalmólogo, que indicó los casos en los que esta terapia esta contraindicada: miopía, diferencia de graduación entre ambos ojos mayor a 2 dioptrías, cataratas y córneas extradelgadas.

La intervención dura entre uno y dos minutos, y los resultados son inmediatos. "Durante las 24 horas posteriores, el paciente experimenta molestias, como sensación de tener arenilla o un cuerpo extraño en el ojo, o dolor, que son tratados con colirios y paños fríos -aclaró Rinenberg-. Además, por 3 o 4 días suele sentir molestias por la luz."

En la Argentina, el costo del tratamiento oscila entre los 2000 y 4000 pesos, y por el momento no es cubierto por prepagas ni obras sociales.

Una lente natural

"La presbicia es el resultado de un proceso por el que el cristalino pierde la capacidad de acomodarse -explicó el doctor Rinenberg-. Normalmente, esta lente natural se pone más redonda para ver de cerca y se estira para ver de lejos. Alrededor de los 40 años suele perder esa capacidad; entonces, la persona deja de ver bien de cerca."

En la actualidad, existen varios tratamientos efectivos para la presbicia, como el láser o los lentes intraoculares multifocales. "El láser también se utiliza para alterar la curvatura de la córnea, mientras que la colocación de lentes intraoculares se usa para reemplazar al cristalino. Estos, al ser multifocales, permiten al ojo ver de cerca, a media distancia y de lejos", señaló el doctor Robert Kaufer, director de Kaufer Clínica de Ojos.

"A diferencia de la cirugía refractiva que se realiza con láser, la nueva técnica no trabaja sobre el eje visual: no lo toca ni lo modifica, lo que la vuelve más segura", opinó el doctor Rinenberg.

La queratoplastia conductiva se aplica en un solo ojo -el "no dominante", aclara el especialista-, de manera tal que uno permite ver de lejos y otro de cerca. Algo que resulta imperceptible para la mayoría de los pacientes.

Pros y contras

"La contra de esta técnica es que algún paciente no se acostumbre a ver las cosas por separado, lo que puede ser previsto antes de realizar el procedimiento mediante el uso de lentes de contacto que simulen el resultado de la intervención", apuntó Kaufer. Al mismo tiempo, agregó, esta técnica "tiene la ventaja de que es una cirugía muy poco invasiva, que no se mete adentro del ojo, como sí lo hace la colocación de lentes intraoculares".

"En todos los casos, lo fundamental es realizar una adecuada selección del paciente, y que éste entienda cuáles son los pros y los contras de cada técnica", concluyó el doctor Kaufer.

En el caso de la queratoplastia conductiva, completó Rinenberg, "es necesario realizar dos estudios (una topografía corneal computarizada y una paquimetría computarizada), para determinar si el paciente que consulta por presbicia es un buen candidato para esta nueva técnica, que cuenta con el aval de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), de los Estados Unidos".

Por Sebastián Ríos
Fuente: Diario LA NACION