Principal Junio 2011 Abril 2011 Marzo 2011 Febrero 2011 Enero 2011 Diciembre 2010 Noviembre 2010 Octubre 2010 Septiembre 2010 Agosto 2010 Julio 2010 Junio 2010 Mayo 2010 Abril 2010 Marzo 2010 Febrero 2010 Enero 2010 Diciembre 2009 Noviembre 2009 Octubre 2009 Septiembre 2009 Agosto 2009 Julio 2009 Junio 2009 Mayo 2009 Abril 2009 Marzo 2009 Febrero 2009 Enero 2009 Diciembre 2008 Noviembre 2008 Octubre 2008 Septiembre 2008 Agosto 2008 Julio 2008 Junio 2008 Mayo 2008 Abril 2008 Marzo 2008 Febrero 2008 Enero 2008 Diciembre 2007 Noviembre 2007 Octubre 2007 Septiembre 2007 Agosto 2007 Julio 2007 Junio 2007 Mayo 2007 Abril 2007 Marzo 2007 Febrero 2007 Enero 2007 Diciembre 2006 Noviembre 2006 Octubre 2006 Junio 2006 Mayo 2006 Abril 2006 Marzo 2006 Febrero 2006 Enero 2006 Diciembre 2005 Noviembre 2005 Octubre 2005 Septiembre 2005 Agosto 2005 Julio 2005 Junio 2005 Mayo 2005 Abril 2005 Marzo 2005 Febrero 2005 Enero 2005 Diciembre 2004 Noviembre 2004 Octubre 2004 Septiembre 2004 Agosto 2004 Julio 2004 Junio 2004 Mayo 2004 Abril 2004 Marzo 2004 Febrero 2004 Enero 2004 Diciembre 2003 Noviembre 2003 Octubre 2003

Extraño agotamiento

Fatiga, sueño no reparador, forman parte del sìndrome de cansancio crónico, ligado inevitablemente a situaciones de estrés

Muchas personas consultan por qué se sienten cansados. No estamos hablando del cansancio habitual que se puede experimentar a esta altura del año después de meses ininterrumpidos de trabajo. Se trata de una fatiga diferente.
Es común que las personas refieran cansancio y astenia (falta de fuerzas y energías) para realizar tareas que hasta hace poco podían ejecutar sin dificultades.

Siempre se descarta otras causas que puedan ocasionar síntomas parecidos. Solo el 40% se debe a factores orgánicos, y el 60% formaría parte del síndrome de fatiga crónica. El Dr. Fernando Linares, médico psiquiatra, prefiere llamarlo cansancio crónico y sostiene que se trata de un trastorno frecuente, muchas veces no tenido en cuenta. De ahí que los pacientes sean medicados para una serie de molestias, que si fueran correctamente diagnosticados y tratados, se podrían evitar.

MAL DORMIR Y CANSANCIO

Los profesionales consideran que se trata de este síndrome cuando el cansancio dura más de 6 meses ante esfuerzos similares, con alteración de rendimiento y debilidad acompañado de dolores musculares o articulares o cefaleas. El Dr. Linares al presentar este tema ante el congreso internacional de depresión realizado recientemente en Buenos Aires, sostuvo que un aspecto muy importante a tener e cuenta es el sueño.

“ Los pacientes manifiestan que además del cansancio, se levantan como si no hubiesen dormido. El sueño no resultó reparador porque se desarticuló el patrón normal del mismo. Si se realizan estudios de las ondas cerebrales mientras están dormidos, evidencian alteraciones”, afirma el especialista. El descanso nocturno también se deteriora porque suelen tener el llamado síntoma de “las piernas inquietas”. En un porcentaje pequeño, se manifiesta con un aumento de sueño o hipersomnia.

EL ESTRÉS, ALGO SERIO

Hace tiempo estos cuadros eran confundidos con secuelas de brucelosis, una enfermedad infecciosa común de nuestra región, o atribuidas al virus Epstein Bar, agente de la Mononucleosis infecciosa.

Actualmente el responsable del cansancio crónico es el estrés. Según el Dr. Linares las personas tienen distintos tipos de recursos para reaccionar ante las situaciones estresantes. La habilidad para tomar decisiones y resolver problemas a partir de conocimientos y experiencias, forma parte de los recursos cognitivos. Los conductuales se refieren a la acción y los recursos afectivos están ligados a las emociones. De ellos depende la capacidad de enfrentamiento de los problemas.

“Un estrés agudo es la presencia de un intruso en la casa, hecho común en estos días. La reacción puede ser la inmovilidad y bloqueo o el coraje y la rapidez para buscar ayuda, por ejemplo”, comenta el especialista. Los factores ambientales pueden obrar como factores de estrés crónico. Es el caso de la situación económica y social del país según el profesional. “Cuando es crónico, sostenido y dura mucho tiempo, se transforma en algo traumático y dañino según la personalidad de cada uno. Las personalidades llamadas “resilientes” o resistentes que sentirán menos el impacto porque tienen más fortalezas que debilidades”. Es el caso de aquellas personas que ante la pérdida de un ser querido pueden recomponerse mientras que otras no.

Otro tipo de estrés es el adaptativo, común en los jóvenes que egresan de la universidad con buenas notas y tienen dificultades al ingresar al mercado laboral. La sobrecarga de trabajo también está en la lista de situaciones exigentes. Todos pueden convertirse en los causantes del cansancio crónico. “Está comprobado que el estrés no tratado puede causar ‘cepillado’ de las dendritas de las neuronas del hipocampo, afectando funciones como la atención y la memoria”.

¿FATIGA O DEPRESIÓN?

El estrés duradero por agotamiento, y el cansancio crónico no tratado, pueden llevar a la depresión.

En los comienzos, éste síndrome caracterizado por la fatiga se distingue porque no tiene tristeza, uno de los principales síntomas de los estados depresivos. El cansancio crónico presenta otras diferencias importantes. Las inmunoglobulinas, los linfocitos y las llamadas células Killer, tienen niveles bajos en la sangre de los pacientes con este trastorno y el cortisol, una hormona producida por las glándulas suprarrenales, está disminuido, mientras que en las depresiones está elevado.

Estas situaciones se acompañan de alteraciones en el sistema inmunológico y las personas están más expuestas a contraer enfermedades. Otro aspecto común es el deterioro de las relaciones familiares sociales. Suelen estar irritables y desganados por lo cual también tienen problemas en sus trabajos.

TRATAMIENTO EFICAZ

Este trastorno tiene un tratamiento eficaz y sencillo. Según el Dr. Linares, los profesionales reunidos en Buenos aires estuvieron de acuerdo que hay dos medidas importantes y muy útiles: la medicación y la actividad física.

Los fármacos utilizados son antidepresivos. Con una sola droga se puede mejorar el cansancio físico y el humor, disminuir la irritabilidad y potenciar el rendimiento. Con la monoterapia se soluciona la fibomilagia, esos dolores articulares y musculares que a veces son limitantes, evitando la superposición de drogas, los que beneficia la salud y economía del paciente.

La actividad física es aceptada en los centros más avanzados de Estados unidos. Allí estiman que se cura el 70% del problema. Para que sea beneficiosa requiere una indicación especial y ser supervisada porque con frecuencia presentan cuadros de hipotensión. Son convenientes ejercicios aeróbicos graduados y más adelante, actividades como el yoga.

Dr. Fernando Linares
Medico Psiquiatra - Docente de la UNCuyo
Fuente consultada: Suplemento "La Salud" log_uno.gif