[ Ir a Noticias ]

Octubre 15, 2007

- La discordia de Patito Feo en el aula

Las divinas, las divinas, brillan, brillan, como stars. Fuera feas, fuera feas, para ustedes no hay lugar”, versa uno de los hits de Patito Feo, cuyo eco -con son pegadizo y seductoras coreografías- ingresó a los colegios mendocinos. Pero no sólo fue el ritmo. La disputa que mantienen ‘las divinas’ y ‘las populares’ en el tan inverosímil como bacán colegio del Pretty Land School of Arts, se ha trasladado a recreos y aulas locales, generando un dolor de cabeza para padres y maestros.

“Mi nena no quiere ir más a la escuela porque la dejan de lado, le dicen que es ‘popular’ porque es gordita”, comenta Ana María Vargas, cuya hija va a cuarto año de la EGB en un colegio privado de Ciudad. La situación, que comenzó como un juego, hoy se ha vuelto una carga para la pequeña.

En un instituto privado de Tupungato, las alumnas llegaban siempre con el CD de Patito Feo y pedían que sonara en el recreo. Resultó una buena idea al comienzo, pues todas las niñas se divertían sanamente armando coreografías. Sin embargo, las maestras comenzaron a percibir que grupitos líderes manifestaban actitudes de discriminación y compañeras de siempre se sentían excluidas.

A poco la cuestión se volvió insostenible. Entonces, una de las docentes decidió organizar una jornada de integración y reflexión junto a los papás que trajo muchos beneficios. Hubo mateada, debate sobre los medios, juegos de intercambio de roles, etcétera. “El clima en el aula mejoró en un cien por cien. Ahora vamos a ver el programa en clases, para discernir cuáles son los valores positivos y negativos que desarrolla”, contó Mariana F., la docente de 2do año.

La diferencia y la aceptación son los temas recurrentes en la tira infanto-juvenil, que coproduce Ideas del Sur (Tinelli) y Televisa, y que se emite todos los días cerca de las 18 por Canal 7. Si bien la heroína de la novela es Patito -una joven sencilla, que valora la amistad y no responde a los cánones tradicionales de belleza-; la mayor adhesión del público adolescente se da con ‘Las Divinas’, las malas de la historia y enemigas de la protagonista.

“Dentro del mundo que nos plantea la ficción, nadie quiere tomar como modelo lo feo. No nos identificamos con lo que somos, sino con lo que queremos ser. Y todos -profundamente- queremos ser lindos, fashion, ganadores, etc.”, argumenta Gonzalo Casas, comunicador social e investigador de contenidos televisivos y de cine. Esto explica por qué las pequeñas televidentes reproducen las coreografías, los modos de hablar y hasta de vestir de Antonella, la arrogante y egoísta líder del grupo ‘top’.

En el colegio VIP de la ficción, este enfrentamiento entre bandas surge a raíz de una competencia para elegir a los protagonistas de una comedia musical (¿parecido con High School Musical?). Pero en las aulas mendocinas no hay otro motivo que ese mimetismo que la TV genera en niños y adolescentes.

“Esto no es nuevo. Siempre los chicos han usado e imitado códigos que le son comunes -como los mediáticos- para interactuar. Antes eran los chistes y gastadas de Tinelli. El problema es que la televisión está cada vez más cargada de contenidos de discriminación o maltrato”, sostiene el psicopedagogo Alejandro Castro Santander.

En los debates escolares, los padres manifiestan su preocupación de no saber cómo actuar frente a estos productos televisivos. “Todas las series tienen cosas positivas y negativas. Yo no los dejo mirar ciertas cosas, pero lo ven en casa de amigos o se enteran igual”, comparte una mamá, Jezabel Bonfanti.

En general, los especialistas coinciden en que prohibir no es la solución. “Los mensajes les llegan igual por el comentario de sus amigos y es peor aún porque llegan de manera deformada”, acota Castro Santander. Lo ideal es que los padres se tomen un tiempo para dialogar y reflexionar sobre estos contenidos con sus hijos. Pero este “educar la mirada” debe ser un aprendizaje progresivo desde la infancia, “si el padre pretende convertirse en un referente respecto a estos temas recién en la adolescencia, su autoridad será poco creíble y el resultado, el contrario”, dice el experto.

Para Yeny de Ruiz, quien lleva muchos años en la docencia, estos programas repercuten negativamente porque los chicos no tienen referentes en su casa. “Se sientan solos frente al TV y toman como normales esos parámetros”, agrega.

Lo cierto es que lejos quedó el éxito comercial que significaba la escuela estatal de barrio de Jacinta Pichimagüida. Las últimas series infantiles, como Rebelde Way, arman su microcosmos en los colegios VIP. “La credibilidad de los protagonistas está asegurada, son lugares cerrados, donde es más fácil definir los arquetipos”, explica Casas. El especialista minimiza la idea de que los niños y adolescentes son un público pasivo frente a la TV. “Lo que pasa es que la tira instala una cosmovisión completa y -por más que ponga el acento en los valores buenos- lo que queda es esa totalidad”, indica.“

Debatir para formar espectadores

Hasta no hace muchos años, la escuela contemplaba inmóvil -con mezcla de temor y resentimiento- cómo la TV y las nuevas tecnologías le ganaban la pulseada respecto al interés de los alumnos. Pero, poco a poco, fue acortando esa distancia y hoy son muchos los docentes que introducen contenidos mediáticos en sus secuencias didácticas.

El gobierno escolar ha visto la necesidad de aportar herramientas para lograr el desafío de “hacer de los alumnos, lectores y espectadores críticos”. Claudio Peña, coordinador del programa Escuela y Medios de la DGE, dijo que están dando capacitación a los docentes y generando debates en las aulas, donde se analiza desde el contenido del producto hasta las técnicas audiovisuales utilizadas.

El objetivo es avanzar hacia una ‘alfabetización mediática’ en los colegios. Así se propone abrir el debate a partir de películas o programas televisivos que se ven en el aula. “Han surgido reflexiones muy interesantes, por ejemplo cuando analizamos el ‘nuevo periodismo’ que plantea CQC o el estilo de entretenimiento de Showmatch”, cuenta Peña.

Los estudiantes también ponen la lupa sobre los productos de la pantalla grande. El programa ‘La escuela al cine’ abre el debate a partir de una lista de films, seleccionados según la edad de los alumnos. En EGB1 y 2 se trabaja con Buscando a Nemo y Patoruzú. Mientras tanto, los chicos de EGB3 y Polimodal observan las nacionales Valentín, Hermanas, El hijo de la novia, Luna de Avellaneda y Kamchatka.


Antecedentes

Tumberos. En 2002, un gran número de niños de General Alvear aparecieron con heridas y magullones en brazos, manos y piernas. Al indagar sobre los motivos, se supo que emulaban un gesto de la serie televisiva Tumberos, que era para demostrar valentía. Cabe recordar que esta tira de América TV narraba la vida dentro de una cárcel.

Rebelde way. En el mismo año, hubo varios casos de niños en el Este que agredieron, a través de una especie de logias, a otros imitando lo que ocurría en la tira de Cris Morena: Rebelde Way . Los padres cargaron las culpas contra la serie como responsable.

Filme. A fines de los ‘80, una serie de suicidios de adolescentes fueron atribuidos a la reacción generada por la película “La sociedad de los poetas muertos”, en la que también había una ‘logia’.


Éxito sostenido por los niños

La tira. Cuenta la historia de Patricia Castro (Laura Esquivel), una nena de 11 años que se siente disminuida por no tener belleza exterior, sin darse cuenta de que lo más importante es ser una persona linda por dentro. Patito asiste a clases al exclusivo colegio Pretty Land School of Arts, en el que existe rivalidad entre el grupo de las discriminadas “Las popu” y el grupo de las más lindas “Las Divinas”.

Sus canciones. En los últimos meses, el álbum de Patito Feo se ha mantenido entre los diez más vendidos del país, según el ranking publicado por la Capif. En Mendoza, también es uno de los CD más pedidos por el público infantil. La compañía EMI ha informado que el disco alcanzó las cien mil unidades. Además el hit del trabajo -”Las divinas”- hoy lidera el ranking de ringtones, con alrededor de 70.000 bajadas a celular.

Su público. La tira ha llegado a medir casi 18 puntos de rating, una cifra nada despreciable para la franja horaria de las 18; con un promedio cercano a los 14 puntos (casi un millón y medio de televidentes diarios). Disney Latino América compró la lata Argentina de la serie y se emite de lunes a viernes por Disney Channel Sur.

Sus figuritas. Agotado en todo el país, el álbum de figuritas de Patito Feo vendió más de 6 millones de paquetes y se espera que salga un segundo producto.

Fuente: Diario LOS ANDES