[ Ir a Noticias ]

Noviembre 22, 2005

Los derechos de los niños, con sus propias palabras

La bocina de la batea resonó en toda la calle y la música anunció la llegada de la caravana. Del otro lado, en la vereda de la escuela, los niños correteaba para dar la bienvenida con láminas en sus manos.

Después de tanta expectativa los chicos de 3º año del Colegio Tomba, de Godoy Cruz, pudieron intercambiar puntos de vista, en el día posterior al 46 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos del Niño. La actividad formó parte de un recorrido organizado por los integrantes de la Casa Puente Afectivo, ONG dedicada a la integración de niños y jóvenes.

El “Caravanazo por los Derechos del Niño” largó ayer desde la mañana y cumplió su circuito por la tarde. Visitó distintas escuelas, para que los alumnos reflexionaran sobre los derechos aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1959, y avalados por la Convención Internacional de 1989.

El circuito había comenzado en la escuela Luis Aguirre, de Maipú, para continuar en el Jardín Maternal Los Angelitos, del barrio Suyai de Buena Nueva. Más tarde la caravana estuvo en la escuela Tierra de Huarpes, en el barrio Paraguay, para luego visitar los colegios de los barrios Lihué y Pedro Molina de Guaymallén. Desde allí, entre globos remeras de colores y hasta un Papá Noel de carne y hueso, los jóvenes de Puente Afectivo se dirigieron hacia el Colegio Tomba, donde almorzaron todos juntos. Así, uno de los objetivos ya estaba cumplido: que los chicos de distintas edades y realidades tomaran conocimiento sobre sus derechos y hasta qué punto se respetan.

La consigna que habían elegido los alumnos godoicruceños -con edades entre 8 y 9 años- fue el ‘derecho a la identidad’. Para traducir su interpretación sobre lo reflexionado en sus hogares y en clase, la plasmaron a modo de síntesis con coloridas ilustraciones en varias láminas de cartulina. El sentido crítico de la realidad que demostraron con sus opiniones demostró este proceso de aprendizaje.

Esa ‘toma de conciencia’ también fue posible, porque días atrás los chicos de Puente Afectivo se acercaron a las escuelas para contar parte de su historia. “Aprendimos que cada niño tiene derecho a tener su documento y a saber quiénes son sus padres”, dijeron casi a coro Agustina (9) y Valentina (8).

Luego todos expresaron sus inquietudes alrededor de una mesa . “ No creemos que se respeten todos los derechos del niño. Hay muchos que sufren, que les pegan y se van de sus casas”; “Otros no pueden ir a la escuela o no tienen para comer porque sus padres no tienen plata”; “Algunos se drogan o los dejan tirados por ahí”. De este modo, Fianna, Camila, Leonardo, Bruno, Micaela y Sofía, mostraron su punto de vista respecto de la situación que viven algunos de sus pares.

Por eso, el deseo de estos niños se basó en que “todos reciban educación y puedan jugar. Que sean felices, conozcan a sus padres y que los lleven al médico”. “A los niños no hay que pegarles, hay que cuidarlos, quererlos y protegerlos”, sintetizó Bruno (8).

Después de estar allí, la caravana -en la que también colaboraron empresas privadas y la UNCuyo- siguió hasta la escuela Lainez, de la Quinta Sección. Más tarde llegó hasta la Cerro de la Gloria, del Barrio La Favorita, para culminar el recorrido en la Padre Arce, del barrio La Gloria.

“El objetivo es crear conciencia en grandes y chicos para que la indiferencia ante los problemas deje de existir”, sintetizó Marcelino Altamirano, fundador de Puente Afectivo. Las escuelas entregaron sus láminas y recibieron libros de poesía. Las conclusiones serán vertidas en un comunicado que será presentado a las autoridades provinciales.


Los derechos

1. El niño disfrutará de todos los derechos sin excepción alguna o discriminación.

2. Gozará de una protección especial para que pueda desarrollarse física, mental, moral y espiritualmente.

3. Tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y una nacionalidad.

4. Debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse con buena salud.

5. El niño física, mental o socialmente impedido debe recibir el tratamiento, la educación y los cuidados especiales que requiera su caso.

6. Para el pleno desarrollo de su personalidad necesita amor y comprensión. Las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar a los niños sin familia o que carezcan de medios de subsistencia.

7. Tiene derecho a recibir educación gratuita y obligatoria en las etapas elementales. Debe disfrutar de juegos y recreación.

8. Deben figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.

9. Debe ser protegido contra toda forma de abandono crueldad, abandono o explotación.

10. Debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación.

Fuente: Diario LOS ANDES