[ Ir a Noticias ]

Agosto 12, 2005

Los incas llevaban una “contabilidad” a través de nudos

Las cuerdas con nudos de los incas, llamadas quipus, eran “documentos” con los que los burócratas del Imperio compartían entre sí información contable, según un estudio divulgado ayer por la prestigiosa revista “Science”.

Según los antropólogos Gary Urton y Carrie Brezine, de la Universidad de Harvard (EEUU), su descubrimiento aclara un nuevo uso de los quipus (nudo, en lengua quechua) que los incas utilizaban en vez de la escritura bidimensional de otras culturas antiguas.

“Todas las civilizaciones importantes, inca, china, egipcia, maya, azteca y mesopotámica, desarrollaron un medio de mantener el control de su vasto imperio”, explicó Urton, profesor de estudios precolombinos de la Facultad de Artes y Ciencias de Harvard.

“Esta forma de comunicación fue utilizada para registrar información crucial para el Estado. Incluía registros contables así como censos, finanzas y cifras militares”, precisó.

“En este sentido, el descubrimiento de que los quipus fueron usados como libros de contabilidad revela una nueva consonancia de la cultura inca con otras de la antigüedad”, añadió el investigador.

Los científicos de Harvard emplearon un sistema informático para determinar la forma en que los quipus fueron utilizados como documentados contables. Su base de datos contiene centenares de quipus, en los que hay patrones diferentes de cuerdas de distinta longitud, con entre dos y 1.500 nudos de diversos colores.

En el estudio de 21 quipus de un sitio funerario cercano a lo que fue Puruchuco, el centro administrativo del imperio inca -a unos 11 km del actual centro de Lima-, los científicos descubrieron que tenían datos numéricos. Sus valores parecían multiplicar hacia arriba y dividir hacia abajo y parecen estar vinculados al “impuesto laboral” que aplicaba el imperio Inca del Tahuantinsuyo.

La colonización incaica avanzó hasta la provincia de Mendoza, mediante la compleja red vial llamada “Capac Ñam”. Este Camino del Inca está propuesto como Patrimonio de la Humanidad ante la Unesco, y el gobierno argentino es uno de los impulsores de la iniciativa.

En Mendoza se hallaron también monumentos funerarios y una momia incaica, en el cerro Aconcagua.

Fuente: Diario LOS ANDES