[ Ir a Noticias ]

Octubre 09, 2008

- Cómo mejorar la calidad de la educación

Los maestros piden reglas claras
Entre las medidas más prioritarias, en una encuesta reclaman normas disciplinarias, una mejor capacitación y planes de infraestructura

Normas disciplinarias claras, el fortalecimiento de políticas de capacitación docente y una infraestructura escolar más sólida. Así, en ese orden, definen los maestros las principales medidas que habría que tomar para mejorar el trabajo cotidiano en las aulas.

La precepción de los docentes está contenida en el informe El default del estado educativo, elaborado por la Fundación Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP), que hizo un sondeo entre docentes de todo el país. La muestra original comprendía a 200 maestros, pero al llegar a 65 se observaba una saturación teórica por la creciente repetición de respuestas y se detuvo la consulta en ese número.

Cuando se les pregunta a los docentes quiénes influyen más en la mejora de la calidad educativa, mencionan en primer término a los propios maestros, seguidos de los padres, directores y supervisores. En el fondo aparecen los funcionarios nacionales, ministros de Educación de la Nación y las provincias, y funcionarios provinciales.
Ausencia de políticas

El 83% de los docentes consultados no recordaba ninguna política nacional que impactara sobre su trabajo cotidiano.

Eso refleja que pasaron muy desapercibidas en las aulas la reforma educativa de los años 90, la transferencia de escuelas, la reforma de los contenidos básicos que se enseñan en clase, la ley federal de educación, la de financiamiento y la nueva ley educativa sancionada por el gobierno de Kirchner, por citar algunas políticas impulsadas y autodeclamadas por los gobernantes de turno.

Al mismo pozo del olvido han caído las políticas provinciales, ya que el 81,5% de los maestros desconoce programas o políticas desarrolladas por los ministerios educativos provinciales.

Con estos números cae el imaginario simbólico de un Estado que custodia y controla la educación pública, ya que los funcionarios y las políticas por ellos aplicadas no tienen mayor credibilidad ni registro.

Según el informe, la principal prioridad de los docentes frente a la mejora de calidad de la enseñanza pasa por normas claras en la disciplina. Así lo reclama uno de cada cuatro docentes (24,4%), en momentos en que existe en las escuelas una variedad de disposiciones, a partir de las reglas surgidas en los consejos de convivencia de cada unidad escolar.

"La idea de una crisis de las líneas de autoridad aparece como un impedimento para las prácticas de enseñanza en las aulas", explica el informe, elaborado por los investigadores Gustavo Iaies, Natalí Savransky y Mariana Gutiérrez Cantilo.

El 22,2% de los docentes quiere más y mejores propuestas de capacitación, tanto en cantidad como en calidad. "Los cursos que tenemos ahora no nos sirven; necesitamos una política de actualización docente en serio", fue el reclamo concreto de un maestro.

Otras iniciativas que podrían mejorar la tarea docente son una revisión de los programas curriculares, mejor provisión de recursos didácticos y más incentivos en la carrera docente.
Más autonomía

Una abrumadora mayoría de los maestros (86,1%) se pronunció en favor de dar una mayor autonomía a la escuela para la toma de decisiones.

En una proporción menor, el 58,4% se mostró de acuerdo con que la escuela asuma responsabilidades por los resultados. Y el 70,7% se mostró en favor de que existan incentivos económicos para los maestros de escuelas que logran mejores resultados.

Se trata de un tema ?la autonomía escolar? que tuvo una marcada ausencia en el debate de la última ley de educación nacional. Pero los propios docentes y directores la consideran una herramienta importante para emprender una mejora de la calidad de la enseñanza.
Diagnóstico:

* Políticas

Apenas el 16,9% de los docentes mencionó programas oficiales que impactan sobre el trabajo en las aulas.

* Perfiles

Los maestros, padres y directores influyen más que los ministros y funcionarios en la mejora de la calidad.

* Autonomía

El 86,1% está de acuerdo con dar mayor autonomía de decisión a las escuelas.

* Estímulos

El 70,7% pide que existan incentivos económicos para los maestros de escuelas que logran mejores resultados.

Fuente: LA NACIÓN